El pacto de Estado de violencia de género ya es una realidad

La violencia de género es un asunto de sumo interés en la sociedad española en la que se está trabajando desde todos los frentes desde las administraciones y las organizaciones sociales. Es posiblemente uno de los pocos temas en los que todas las fuerzas políticas con representatividad en el Congreso de los Diputados tienen interés en sellar un pacto de Estado y por fin ha sido aprobado el 28 de septiembre, aunque nace sin presupuesto asignado para 2017.

Y se ha aprobado con 278 votos a favor y 65 abstenciones. Sólo una formación, Unidos Podemos, y algunos diputados del Grupo Mixto se han abstenido en la votación de aprobación por considerarlo insuficiente. El pacto promueve el inicio de todos los trámites necesarios para modificar las normas en favor de la protección de las víctimas de estos delitos. Tiene en total 213 medidas a desarrollar a partir de ahora. El pacto amplía la definición de violencia de género a aquella ejercida no sólo por parejas y exparejas, sino a todo tipo de violencia contra las mujeres (física, psicológica y sexual).

En cumplimiento de este acuerdo se revisará, entre otras cosas, el traslado a otros países de los hijos menores a petición de un maltratador, evitando así casos como el de Juana Rivas. También se modificarán en estos casos los criterios de concesión de custodias compartidas o los regímenes de visitas. Se contempla, además, eximir al menor de las visitas a prisión de padres condenados por violencia machista.

Víctimas sin denuncias

Las mujeres maltratadas podrán beneficiarse de las ayudas sociales habilitadas y pasarán a ser víctimas, incluso aunque no interpongan denuncia, si así lo consideran los evaluadores de los servicios sociales, de la Atención Primaria o de centros de acogida. Las administraciones deberán formar a los equipos que desarrollan labores psicosociales en los juzgados para hacer frente a este tipo de situaciones.

La Administración local adquiere protagonismo en la lucha contra la violencia de género. Tendrá que desarrollar sus propias unidades de apoyo a las víctimas. Desde la Administración de Sanidad se aplicarán protocolos de prevención, tanto en los servicios de urgencias como en las consultas de Atención Primaria.

Medidas especiales para los huérfanos

El pacto firmado establece medidas especiales para los huérfanos de víctimas de violencia machista. Se agilizarán todos los trámites para que reciban con rapidez atención psicológica y una asignación económica en concepto de pensión de orfandad. Los familiares que ostenten su patria potestad podrán tener beneficios fiscales y acceso prioritario a una vivienda. Se ha prestado especial atención al proceso educativo de los huérfanos, que se verá reforzado si es necesario con docentes adicionales para garantizar su plena adaptación. Los docentes, por su parte, recibirán formación específica que se incluirá en los planes de estudio para la obtención de la titulación universitaria.

Las familias son otro de los pilares en los que trabaja el pacto. Recibirán formación para poder detectar si sus hijas están sufriendo violencia machista.

En la escuela y clubes deportivos

Las escuelas y colegios estarán también en el punto de mira. La dirección de estos centros tendrá que incorporar contenidos sobre igualdad y violencia machista en sus proyectos educativos. Los libros de texto se modificarán para incluir el movimiento feminista y se desarrollarán programas contra las agresiones sexuales orientados a la prevención y detección de estas situaciones en el seno de la comunidad educativa. Los clubes deportivos son también mencionados en el marco del pacto. Serán sancionados en caso de que permitan hacer apología de la violencia de género.

A partir del desarrollo de estos preceptos legales, los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado dispondrán de unidades especializadas que deberán estar operativas las 24 horas del día y todos los días del año.

En cuanto a tipificación de delitos, se revisará la consideración de injurias y calumnias difundidas a través de las redes sociales y se eliminarán los atenuantes para los maltratadores.

Más de 134.000 denuncias por malos tratos en 2016

En el año 2016, 134.462 mujeres víctimas de malos tratos presentaron denuncia como víctimas de malos tratos en España . Esta cifra representa un 8,7% más que el año anterior y un 10,6% más que en 2014, según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. La situación de incremento es progresiva.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: